El estudio “Acercamiento a la problemática del precio de precio de la tierra rural en el Ecuador 2019 – 2020”, tiene como objetivo realizar una aproximación hacia la problemática del precio de la tierra rural en el mercado de tierras dentro de la estructura agraria del país, y sus relaciones con la tenencia y uso de la tierra.

El mercado ofrece tierras a precios con una gran variabilidad, cuya dinámica amerita ser evaluada tanto desde la perspectiva de la generación de renta desde su capacidad productiva, así como la formación de su valor de acuerdo a la oferta y demanda del mercado

El acceso a la tierra en áreas rurales en el país constituye uno de los aspectos fundamentales del desarrollo agropecuario. De acuerdo a los datos del III Censo Agropecuario de 2001, alrededor del 94% de la tierra en el Ecuador se encuentra bajo un régimen de propiedad privada, equivalente a 11’680.469 has. En esta superficie se encuentran alrededor de 828.260 unidades productivas agropecuarias (UPAs), categorizadas por tamaño en pequeñas, medianas y grandes extensiones de tierra.

De acuerdo a Burbano, en Ecuador son muy difundidos los sistemas de tenencia y acceso a la tierra en base a «posesión de baldíos» (posesión de tierras estatales) o la «venta de derechos posesorios» (enajenación no inscrita de derechos posesorios) o la herencia no inscrita o «al partir». Si bien estas transacciones informales han funcionado como instituciones de mercado de tierras en niveles locales, no garantizan una seguridad de la tenencia y, por lo tanto, no son suficientes para iniciar transacciones con la tierra más allá de lo local.

En el caso de las tierras comunitarias indígenas, existen distintas instituciones de códigos internos que facilitan el usufructo individual de tierras agrícolas y, en el caso de Ecuador permiten el uso colectivo de páramos y bosques. Sin embargo, este tipo de acuerdos intra-comunales tampoco da cuenta de una tenencia segura, mientras no haya al menos un reconocimiento formal del Estado que delimite y garantice la propiedad.

Varios factores cuentan como determinantes en el precio de la tierra rural. La existencia de infraestructuras básicas de apoyo a la producción, como riego y acceso a los mercados, tanto en la Costa como en la Sierra, cuentan entre las principales.

A pesar de la importancia del análisis del mercado de tierras, se han estudiado pocos modelos para comprender la dinámica heterogénea de las explotaciones agrícolas. Sin contar con la incertidumbre en la toma de decisiones y el efecto de las distintas políticas del gobierno. Un factor que influye en lo mencionado es el precio de la tierra que se plantea como un factor productivo, pero también como un activo que permite la reserva de valor. De allí el aporte del presente estudio que se desarrolla a partir de información de fuentes primarias y secundarias, y del desarrollo de estudios posteriores que ayuden a profundizar en el conocimiento de este tema.

Este análisis es otro aporte del Proyecto “Fortaleciendo redes para el diálogo sobre las inequidades de la tierra –EQUITERRA”, ejecutado por el Sistema de Investigación sobre la Problemática Agraria en Ecuador (SIPAE),
Agrónomos y Veterinarios Sin Fronteras (AVSF), el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP), y la Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas (CESA). Es co-financiado por la Unión Europea

Descargar aquí el estudio Acercamiento a la problemática del precio de precio de la tierra rural en el Ecuador 2019 – 2020