El pasado 28 de julio se presentaron las primeras conclusiones y hallazgos de los casos de estudio sobre tierras y territorios, como parte del componente de Investigación del Proyecto Equiterra, a cargo del SIPAE. La declaratoria de emergencia sanitaria por COVID-19 de marzo de 2020, obligó a realizar ajustes metodológicos a las investigaciones, las cuales han avanzado, pese a las dificultades. Los estudios de caso se llevaron a cabo en Cayambe, Territorio Ancestral Afrodescendiente de Imbabura y Carchi, Esmeraldas, El Oro, Manabí, Orellana y Loja; en conjunto con dos Investigaciones Temáticas sobre una aproximación al precio de la tierra en Ecuador e implementación del Plan Tierras.

Imagen: Investigaciones y Estudios de Caso efectuados a propósito del Proyecto Equiterra en distintas partes del Ecuador

El objetivo de la reunión fue identificar y socializar los principales hallazgos y aportar con sugerencias para el enriquecimiento de cada trabajo presentado. Estas propuestas se llevan a cabo gracias al aporte de organizaciones, academia, y del Proyecto Equiterra (que agrupa a la Central de Servicios Agrícolas – CESA; Agrónomos y Veterinarios sin Fronteras-AVSF; Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio – FEPP, y el Sistema de Investigación sobre la Problemática Agraria en el Ecuador – SIPAE), con el soporte financiero de la Unión Europea.

Las variables de partida para las distintas pesquisas son: acceso, uso, tenencia, precio de la tierra, respetando las particularidades de cada caso.

El cuerpo de investigadores está conformado por: Jhon Anton (Instituto de Altos Estudios Nacionales – IAEN); Pablo Minda (Universidad Técnica Luis Vargas Torres – UTELVT); Marcela Alvarado, Adriana Sigcha, Diana Montesdeoca, del SIPAE; Marianelli Torres (Corporación Coordinadora Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar – C-CONDEM); Andrea Tafur; Janette Ulloa; Byron Jaramillo; Jennyfer Oñate; Instituto Superior Juan Montalvo.

Jhon Anton, Marcela Alvarado y Andrea Tafur son los investigadores encargados de realizar el estudio en el Territorio Ancestral Afrodescendiente, comprendido entre las provincias de Imbabura y Carchi. En él se propone conocer la situación actual de la problemática de la tierra, a partir de la comprensión de la evolución de los sistemas de producción y el acceso a la tierra, análisis del uso actual del suelo y conflictos de uso, y el análisis de la estructura agraria e inequidades del acceso a la tierra.

Adriana Sigcha, realiza su análisis en el Cantón Cayambe, en conjunto con la Confederación del Pueblo Kayambi respecto de la situación de la tierra y de qué manera la justicia indígena puede contribuir a la gobernanza, la generación de políticas públicas y manejo en los territorios.

Marianelli Torres está al frente del estudio que muestra los conflictos de uso de suelo en la provincia de El Oro, de la mano de C-CONDEM. Este estudio comprende a los pueblos ancestrales del ecosistema manglar, la forma de vida y el aporte de este último a la ecología y a la economía local, y los desafíos por el avance territorial de la producción de camarón. Comprende además un horizonte temporal que va del 2008 al 2018.

Byron Jaramillo, está encargado de la investigación temática sobre Plan Tierras. Este plan de redistribución de tierras agrícolas estatales y de la banca cerrada, buscó garantizar su acceso a campesinos y campesinas sin tierra. Se efectuó entre los años 2009 y 2013. Este estudio se enfoca en la evaluación metodológica de la intervención estatal, el precio de tierras, los planes de producción, el fortalecimiento y la asociatividad.

Pablo Minda impulsa el análisis en los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro de la provincia de Esmeraldas. Esta jurisdicción experimenta un acelerado cambio de uso de suelo, ocasionado, entre otras causas, por actividades mineras, agroindustriales, agricultura, entre otras. Para el análisis se consideran aspectos históricos, sociales, económicos que muestran el panorama de conflictos por uso de suelo.

Janneth Ulloa elabora una sistematización de la Franja de Diversidad y Vida Yasuni, con énfasis en los procesos de legalización de tierras. Examina esta zona ubicada al occidente del Parque Nacional Yasuní, donde se han asentado grupos Kichwa y Huaorani, así como también colonos en torno a la actividad petrolera, con marcadas divergencias por posesión y titulación de tierras.

Por cuestiones de tiempo no pudieron presentarse los estudios de caso en Manabí y Loja, así también el análisis sobre mercado de tierras. Esta actividad se realizará en los próximos días. Una vez las investigaciones estén culminadas, se desplegará la respectiva campaña de difusión y divulgación a fin de dar a conocer los principales hallazgos, para el conocimiento de la población. Con las actividades de difusión se busca aportar en la formulación e implementación de instrumentos de políticas públicas favorables a la agricultura familiar y campesina, sector clave para la supervivencia de la población en Ecuador, en tiempos de pandemia.