La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y el Sistema de Investigación sobre la Problemática Agraria (SIPAE) presentaron el pasado 15 de octubre de 2020 los Informes Sombra Específicos de Mujeres Rurales y de Mujeres Indígenas, a propósito de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural. Este es el primer ejercicio de investigación de este orden que se realiza en Ecuador, desde la sociedad civil. Estos aportes hacen énfasis en el acceso a la tierra.

Los informes se hicieron públicos a través de una rueda de prensa, que contó con los aportes de: Gladis Acosta, Miembro del Comité CEDAW; Melania Canales, Coordinadora del Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas ECMIA – Región Sur; Luisa Lozano, Dirigenta de la Mujer – CONAIE; Katy Machoa y Judith Flores, Coordinadoras de la investigación por parte de CONAIE y SIPAE respectivamente. Este trabajo es parte de un ejercicio de participación de la sociedad civil que de manera propositiva provee de recomendaciones para la acción de los Estados.

Sobre los resultados alcanzados en Ecuador, Luisa Lozano (CONAIE) comentó: “el Estado ecuatoriano no ha tenido voluntad política para cumplir con las recomendaciones realizadas por parte del Comité de CEDAW”. Katy Machoa, ex – dirigente de la CONAIE, mencionó que uno de los principales desafíos han enfrentado los informes es la falta de información desagregada sobre pueblos y nacionalidades.

Gladis Acosta hizo un recuento de las principales observaciones realizadas desde el Comité CEDAW al Informe Ecuador en el año 2015, que incluyen la preocupación por una discriminación aún recurrente, la falta de reconocimiento de títulos de dominio, la necesidad de que el programa SIG Tierras registre dominio y tenencia de tierras, la falta de participación de mujeres en decisiones sobre sus territorios, la dotación de medios de vida adecuados e indemnizaciones a mujeres afectadas por actividades a gran escala, entre otros.

Melania Canales recalcó que el desarrollo de mayor articulado relacionado con mujeres indígenas está aún pendiente. Se comprometió a hacer seguimiento de las recomendaciones de ambos informes sombra en lo referente a derechos de mujeres indígenas

Los informes analizan el marco normativo e instrumentos de política pública, y los contrasta con la “voz de las mujeres” señaló Judith Flores, Investigadora del SIPAE. Flores también afirmó que el acceso a los bienes productivos como la tierra, son fundamentales en el desarrollo de la vida de las mujeres rurales. Políticas redistributivas como el Plan Tierras, el Programa de Acceso a Tierra de los Productores Familiares y Legalización Masiva (ATLM), el Fondo Nacional de Tierras, han tenido lentos avances en su implementación.

La falta de indicadores y de metas concretas también limita el monitoreo de políticas públicas redistributivas incluidas en el Plan “Toda una Vida”, propuesto por el régimen de Lenin Moreno.

¿Cuáles son las principales recomendaciones al Estado ecuatoriano?

Entre las principales recomendaciones desde la sociedad civil al gobierno y sus instituciones, están:

  • Crear un Fondo de Tierra para Mujeres Campesinas como garantía para que las mujeres campesinas cuenten con un soporte para su subsistencia.
  • Revisar y modificar la normativa secundaria sobre tierras rurales y territorios ancestrales para viabilizar la redistribución de predios.
  • Acciones afirmativas en favor de las mujeres en la adjudicación y/o la legalización de tierras.
  • La instauración por parte del Estado de mecanismos accesibles para la formación y capacitación de mujeres rurales respecto de temas como: planificación territorial, políticas públicas, presupuestos participativos, etc.
  • El personal técnico de las instituciones públicas y autoridades locales debe contar con formación específica en democracia, género, interculturalidad, etc.
  • La asignación presupuestaria suficiente que operativice la Estrategia Nacional Agropecuaria para Mujeres Rurales (ENAMR),
  • La implementación de programa piloto que inserte a maestros y maestras locales.
  • La redistribución de la riqueza mediante la generación de la renta básica para las mujeres rurales, en lugar de bono de beneficencia.

Sobre los Informes Sombra…

Los Informes Sombra aportan información desde la sociedad civil, respecto de los avances y desafíos en la implementación la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer por parte, en este caso, del Estado ecuatoriano. El Ecuador es signatario desde 1981 de dicho convenio, a propósito del cual cada cuatro años debe presentar un informe que compila aquellas medidas tomadas para efectivizar las disposiciones de la Convención.

Debido a la pandemia por COVID-19, la rendición por parte de Ecuador y otros países prevista para el 77° período de sesiones, se aplazó y está a la espera de una nueva fecha. Ante ello, la sociedad civil mostró su preocupación y protesta, ya que esta medida pone en riesgo el cumplimiento de derechos fundamentales, en un contexto que propende más bien a violentarlos.

Más información sobre el impacto de pandemia en el desempeño de los Órganos de Tratados como el Comité CEDAW

Finalmente es importante reconocer el aporte tanto técnico como económico brindado para la consecución de los Informes Sombra de Mujeres Rurales e Indígenas de: la Coalición por el Acceso a la Tierra (ILC – América Latina), la Iniciativa Basada en Compromisos (IBC) “Mujeres Rurales y Acceso a la Tierra”, así como también ONU Mujeres en Ecuador.