Oportuna resulta ésta publicación en un momento en que el Ecuador está viviendo un debate – con sus momentos de calor y enfriamiento – en torno a una nueva Ley de Aguas. DESCARGAS