El presente estudio fue realizado por el equipo tierras del Sistema de  investigación sobre la Problemática Agraria en el Ecuador – SIPAE, con
apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo.